Infancia

Búsqueda

Sueña la infancia un charco
en plena calle,
como un mar curvo y movedizo,
en la cabeza querubines soplones,
y un derrotero al alcance
de la inocencia santa.
Alguna rana ahoga su croar,
mientras el cazador de ilusiones
ondula afanoso el lìquido
para encontrar algùn tesoro olvidado,
por los duendes ignotos de la noche.
El oficio de ser niño
tiene como precepto
el juego sorpresivo y drolàtico
de las pequeñas cosas.

Gloria Gayoso