Sinrazón

Sinrazón

Asida a la enramada,
la razón permanece
a pesar del dilema.
Eres dualidad,
argumento que enaltece
y colma de voces
mi existencia.

Y yo,
retrato sin nombre
que ilógica e impulsiva
se entrega
de tarde en tarde
en espera cierta
de lunas en el firmamento
Temo la luz encendida,
irremediablemente
prendida de los
labios de tu adiós.

Soy perenne
irreparable insensatez,
tuya.