Portales

Marchito el calendario, las puertas del alma enmohecen,
pierden su brillo y se vencen con el desgaste de la vida.

Sin embargo, permanecen abiertas a la espera de la luz,
de la esperanza soleada que atraviesa el oscuro pasillo, ¡Y estalla refulgente! mientras nuevos portales se abren hacia la eternidad.