Una hora

Una hora

Me acerque hacia ti
y el tiempo se detuvo
transcurriendo

El grana intenso de mi boca
desaparecía en tu inquietud
y acaricié tu lengua hasta el hartazgo

Agité tu cuerpo
toqué tu alma con la poesía no escuchada
y traduje las palabras fascinadas
transparentes, sin saberlo