Tu primera lluvia

Tu primera lluvia

Es tarde. Hace tan solo algunas horas que nos despedimos.
Amenaza con llover, es solo una lluvia más. Pero es tu primera lluvia.
Hace frío, no lo había notado, no traje ninguna prenda para cubrirme, para cubrirte. ¡Que más da!
Si el Sol brillase de nuevo y calentase la tierra para que la primavera regresara a mi vida, quizás alguna lágrima se quedaría dentro de mis ojos y podría perdonar a la nube negra que me persigue en esta vida llena de maldiciones.
Estoy sentada junto al sitio en el cual duermes y la humedad empieza a calar en mis huesos ¿Tienes frío? ¡Ay, mi niña! Estás tan lejos de mis brazos por primera vez. Deseo cubrirte con mi cuerpo, evitar que la lluvia moje el lugar donde yaces desde que te dije adiós.
Y yo aquí con el alma seca mientras tú, mi princesa… recibes las primeras gotas de lluvia bajo la tierra arropada con tu traje de madera.