Transparencia

Ahogada en el jadeo del viento he querido llegar hasta ti transparente.
Sin linos ni sedas que cubran la luz. Pero vestida, sí, con una mirada y una sonrisa, rodeada de blancos gladiolos, transparente y con mi piel atravesando murallas.

No se aún que te diré, un saludo lejano o tan solo un suspiro aguardando alguna señal,
tal vez.