Perla de Sión

PERLA DE SIÓN

Canto I

Perla de Sión, jardín dulcísimo,
amamanta tu frescor la sed de la tierra,
miel de tus entrañas donde el sol y la luna
engarzan el paso de las estaciones
en un collar de besos y esmeraldas.
Perla de Sión, gacela de mirra y albahaca.
Amada, acudo a ti como el pájaro a la rama
y el silencio a la noche:
puro como el agua de la fuente
y el primer color de la madrugada.
Perla Amada, Rosa de Sión,
busco en vano entre las esencias
el azahar de tu pecho blanco,
la duna caprichosa de tu vientre,
el tañido de arpa de tus manos.
Perla entre las perlas, bálsamo de Sión,
robaste mis ojos y sólo lloran por verte,
robaste mis suspiros y sólo ansían tu aliento,
robaste mis palabras y sólo quieren balancearse en tus oídos,
robaste mi vida y sólo quiere ser tu sangre.