Panerai

Se desliza la sangre por sus bordes,
la agonía se esparce como cal
sobre cuerpos vibrantes,
mientras perecen las raíces
en el bosque que agoniza.

Amasijo de lágrimas sin auxilio,
redondeles donde el viento
no escucha más los ruegos

…Y los cuerpos esperan
despojados de alma
hasta arribar a su última estación