SE QUEDA “EL QUE SE VA”

SE QUEDA “EL QUE SE VA”
Hoy, no he visto la sombra
del alma que transita en el olvido,
hoy, mi memoria escombra,
bajo la tenue alfombra
donde huella la faz de quien se ha ido.
Transitan los recuerdos
de un lazo temporal, ya derruido
por tantos desacuerdos,
y va con pasos lerdos
contrito el corazón y adolorido.
¿Que sangre brotará
del necio corazón endurecido.
estando como está,
sediento de un maná,
capaz de hacer brotar lo ya perdido?
Y habita sin embargo,
cautivo de la carne y sometido
a un transitar amargo,
por otro tiempo largo,
colgando de la hilacha de un latido.
Se queda «El que se va»
Ceñido a quien se queda estremecido,
y un día deberá
marchar al más allá,
siguiendo la señal de quien se ha ido.
Así es la realidad,
un circulo constante, un estallido,
donde la eternidad
blasona esa verdad,
que no puede eludir ni el descreído.