Espejo en añicos

Camino entre reflejos infinitos
donde penetran y buscan las entrañas
del espejo fracturado.
Y desgarran con filo de diamante
mi triste soledad, superficie multiplicada.

Calidoscopio negro y plateado,
de dolorosos bordes
que desgarran y perecen
frente a tu espejo y luz de su delirio.

[Me resguardo siendo esclava de mi propia escisión.]

Huyo,
Permanezco

Nota del autor:
este poema acaba de ganar el título de Poema Excepcional en el foro de Poesía Pura.