A través de la neblina

-¿Donde aprendiste tantas cosas?
Las aprendí caminando por la vida,
observando las veredas
viendo a través de la neblina.

-¿Porque me cuentas todos estos cuentos?
Porque sé que los recordarás
y me aseguro
que cuando no esté ,
te seguirán.

-¿Fue largo tu andar?
Así lo creo, a ciencia cierta no lo sé,
mientras caminaba, nunca lo note.
Pero hoy, al voltear hacia atrás, no veo su principio
pero puedo vislumbrar el final.

-¿Y para que recordarlo si yo tendré mi camino?
Es sencillo de explicar:
no somos nada sin continuar el sendero
marcado atrás.
No somos uno, somos una continuidad.

– ¿Debería de creerte?
Deberías; yo creí en otras huellas
el camino de la vida es duro,
la experiencia de otros te enseñará.

-Y cuando tu no estés más?
Recordarás mis historias
de aciertos y desaciertos,
recordarás mis canas, mi piel marchita
y yo, desde lejos, te prometo
allí estaré
para enseñarte a ver a través de la neblina.

-¿Donde aprendiste tantas cosas?
Las aprendí solamente
pensando en ti.

Nota: este texto lo incluyo porque vivo en mi hogar la reunion de 5 generaciones y deseo compartir esta emocion.
Un abrazo y deseo que todos aquellos que se animen a estar en este espacio, sean tan dichosos y vivrlo.
Un abrazo
Thelma