Pasaría…

Tengo miedo que la mañana oscurezca mis pensamientos y la noche envíe un claro de iniquidades. Tengo miedo que las rejas me liberen y el jardín empobrezca con el perfume de las rosas.

Tengo miedo que las velas se desvanezcan sin las bendiciones.

Que la felicidad se haga explotar por caminos sin piedras y que el odio venga a amarme en su dimensión infinita.

Tengo miedo que las cavernas invadan el mar inundando de espuma las venas de nuestras almas y que un eclipse me llene de lunas
y de sus órbitas nazcan oráculos sin consuelo.

Tengo miedo que el mágico recuerdo de tiempos futuros caigan sobre el pasado derrochando infiernos la cabalgata de la esperanza.

De una vida sin laberintos y copas impregnadas de tragedias.
Del talento errático sin movimiento sin romanticismo y sin éxito.

Tengo miedo.