No llores niño meio

No llores

No llores, niño mío,

todo pasa y no vuelve.

Crecerás como un árbol

a la sombra, sin fiebre.

Serás un faro enhiesto

vigilante y sonriente.

No dudes de los ojos

que te cuidan presentes.

Hay un ángel que duerme

junto a tu cama siempre.

No llores , niño mío!!

No te asustes ni tiembles

que un sol a todas luces

ha de guiar tu suerte.

Si alguna vez la lágrima

te pesara en el vientre…

no olvides que tu Padre

te besará la frente.

. ©Gloria Gayoso Rodríguez

Haz un comentario