Indiferencia

Con ramalazos de ardor y desapego
incrustado como vela entre la piel,
bordo en la memoria
el tapiz al que tus manos renunciaron.