Dios no podía estar en todas partes

Dios no podía estar en todas partes, por lo tanto creó a las madres.

– Proverbio Judío