Desencanto

Aquel sueño recorrió los lugares más inhóspitos del hombre
hasta encontrar su rincón preferido: el odio siempre hallará un nido
donde refugiarse.

Manuel Cubero