Cuando te vi me enamoré y sonreíste porque lo supiste.

Cuando te vi me enamoré y sonreíste porque lo supiste.
– William Shakespeare