Con un trozo de su uña

Le encontré en el cielo de su jardín,
imaginando sombras y sabores
mientras el árbol se sostiene
con raíces
que las estrellas tocan.

Viví entre manzanilla y eneldo
sentí al cielo temblar
por el peso de las flores
y el canto de los nidos.

Luego
sembré un flamboyán
con un trozo de su uña.

No florecen sus llamas
muere lento
junto al otro que le roba sombra,
sombr
que pertenece a
…nadie.

El colibrí se posa cerca de las flores (que no existen )
y liba la miel de sabor amargo (que si existe).