Sombra

Coge de la higuera el fruto,
cómele entero.
Saborea con tus labios su miel
y deja que se escurra entre los dedos
la viscosidad del ayer.