Para tratar con traidores recuerda no darles la espalda

Para tratar con traidores recuerda no darles la espalda. Así no podrán encajarte el puñal.