No insistas en borrar mi nombre

No acataré los designios del olvido
que insiste en borrar mi nombre
ni abandonaré las filas de tu corazón.

Caminaré con mi uniforma raído
de tantas derrotas
y no esconderé los días que atraviesa
mi vida.

Deambularé por los bares
por los últimos escaños del verano
y tu distancia dejará de existir.
– Eres demasiado amor para el
olvido definitivo –